Home > Departamentales > Atacados a balazos

 

Marcelino Nájera, de 48 años, y su hijo, Óscar Eduardo Nájera Solano, de 19, fueron atacados a balazos a las 6:45 horas del sábado último, en la aldea Barranco Colorado, San Jorge, Zacapa.

El cuerpo del padre quedó en el lugar, mientras que los bomberos voluntarios trasladaron con heridas de gravedad a Nájera Solano.

Al lugar se presentó María Magdalena Solano, quien dio a conocer que su esposo salió de la casa con dirección a su trabajo como albañil, pero jamás imaginó que a los pocos minutos lo asesinarían.

 

Los esperaban

Las primeras investigaciones de las fuerzas del orden establecen que los asesinos los esperaban por ese sector, y mientras sus víctimas llegaban al lugar, degustaban de una gaseosa y una golosina simulando ser trabajadores, puesto que dejaron un machete tirado.

Al notar que Nájera y su hijo se aproximaban, les interceptaron el paso y les dispararon en repetidas ocasiones.

Vecinos al darse cuenta de lo ocurrido, llamaron a los socorristas, quienes constataron que Marcelino había fallecido y presentaba múltiples impactos de bala, además que uno le perforó el ojo derecho, mientras que su hijo tenía un balazo en la espalda que le salió por el abdomen, por lo que en estado grave fue llevado al centro asistencial.

El Ministerio Público (MP) encontró 11 casquillos que fueron embalados para las investigaciones correspondientes, hasta el momento se desconocen las causas del ataque.

11 casquillos encontró el MP en el lugar del ataque.

 

Marcelino Nájera trabajaba como albañil en la aldea Barranco Colorado.

 

Su hijo Óscar Eduardo resultó con heridas de gravedad. Los atacantes los esperaban cerca de la vivienda, degustando golosinas y tomando una gaseosa.

Fotos: Byron Hernández

Leave a Reply