Home > Departamentales > Le dan cuatro balazos

A pocas horas de haber sido ultimado a balazos por desconocidos un presunto marero, Mynor Noé Miranda Sandoval, de 32 años, en la zona 4 de la cabecera chiquimulteca la noche del lunes, en el kilómetro 151 de la ruta que conduce a San Luis Jilotepeque, Jalapa, en jurisdicción de la aldea El Obraje, Ipala, Chiquimula, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

El cadáver fue localizado por personas que pasaban por ese sector, quienes dieron aviso a las autoridades, las que al llegar constataron que había sido baleado.

Además, observaron que la víctima tiene varios tatuajes. Uno en el brazo derecho con las letras FLS; otro en el antebrazo, con varias calaveras y un payaso. En el brazo izquierdo tenía más calaveras, dos rostros de mujeres, un Cristo, y en el hombro un hombre sentado fumando, así como varias siglas alrededor del cuello aún sin establecer.

El cuerpo el hombre fue identificado por familiares, quienes indicaron que era originario de la aldea Cerro de Cal, de San José La Arada, pero con residencia en Ipala, pues allí vivía con su esposa.

Además indicaron desconocer el móvil del hecho.

Las autoridades comentaron que la víctima sufrió cuatro heridas de bala, aunque en la escena del crimen se localizaron tres casquillos, los cuales fueron embalados para las investigaciones correspondientes.

Curiosos expresaron que la tarde del lunes observaron a Miranda Sandoval ingiriendo bebidas alcohólicas en la aldea Poza de la Pila, donde se encuentra un balneario y horas después fue asesinado a balazos.