Home > Nacionales > Le habían dejado un celular

Le habían dejado un celular

Ocupantes de un automóvil asesinaron a tiros a repartidor de aguas gaseosas.

El no contestar el celular que un grupo de extorsionistas le dejó hace tres días, le costó ayer la vida a Sergio Rubén López Véliz, de 49 años, un trabajador de una empresa de aguas gaseosas, quien murió tras ser baleado por sicarios que viajaban en un automóvil blanco.

Las balas impactaron tanto en López Véliz como en su custodio, César Augusto López González, de 45, pero el chaleco antibalas que portaba le salvó, ya que los asesinos abrieron fuego en su contra “a bocajarro”.

 

repartidor3

Estaba trabajando

Testigos indicaron a los investigadores de la PNC que la víctima mortal se encontraba repartiendo el producto, cerca estaba el agente de seguridad privada y los asesinos al verlos les dispararon por la espalda, el empleado y el custodio cayeron al suelo.

Otros compañeros llamaron a Bomberos Municipales, que acudieron a la 46 calle y calzada Atanasio Tzul, de la colonia Eureka, de la zona 12, comprobando que el trabajador tenía dos heridas en la espalda que le cegaron la vida en el acto.

Por su parte el custodio López Véliz, quien portaba su escopeta 12, no pudo repeler el ataque, pues fue a traición, por fortuna que llevaba puesto el chaleco blindado y, herido,l fue llevado al Hospital del IGSS en la zona 4 de Mixco.

Los peritos del Ministerio Público (MP) recogieron ocho casquillos calibre .40, además los disparos causaron daños a dos vehículos que se encontraban estacionados en el lugar.

repartidor2