Home > Departamentales > Asesinados en taller

 

 

Un enderezador y pintor de carros y un cliente que había llegado para conversar acerca del presupuesto de la reparación de un vehículo, fueron asesinados a balazos la tarde del pasado lunes, frente al taller del primero, ubicado en un callejón de la aldea Agua Salóbrega, cerca de la feria comunal, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Según el informe policial, dos individuos llegaron en un picop color blanco hasta donde se encontraban las dos víctimas, donde uno de ellos descendió con el arma en la mano y al tenerlos a la vista les disparó sin piedad.

En el lugar quedó tendido el enderezador, identificado como Johnny Eduardo Pérez Martínez, mientras que su posible cliente, Cupertino Rodas Hernández, fue trasladado con heridas de gravedad por otro vecino a un sanatorio privado de la localidad, donde falleció a eso de las 10 de la noche, pese a los esfuerzos de los médicos de turno.

Luego del ataque, el sicario huyó del lugar a pie entre los terrenos baldíos escondiéndose ente la maleza a la espera que cayera la noche para darse a la fuga, mientras su acompañante se había dado a la fuga previamente con rumbo a la ruta al Atlántico.

 

POSIBLE VENGANZA
La esposa de Pérez Martínez indicó a las autoridades que su compañero de vida había recibido una llamada telefónica, por lo que estaba en el callejón donde se encontraba Rodas Hernández, ignorando el porqué los asesinaron.

Agentes de la PNC informaron que este crimen pudo tratarse de un ajuste de cuentas como posible consecuencia de un mal trabajo, aunque se investigará a fondo para poder esclarecer cuáles fueron las causas de este doble crimen y por quién iban, agregaron.

En la escena del crimen, peritos del Ministerio Público localizaron 15 casquillos de calibre ignorado, y luego de levantar el acta de rigor dieron la orden para que el cadáver fuera trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) de Guastatoya.

Posteriormente se dirigieron al sanatorio privado, para levantar el acta de rigor de la otra víctima, Cupertino Rodas, quien falleció horas después.