Home > Departamentales > Caen plagiarios de migrantes

Caen plagiarios de migrantes

 

Luego de una intensa investigación, fiscales del Ministerio Público (MP) y el Comando Antisecuestros de la Policía Nacional Civil (PNC), ayer culminaron con un duro golpe a una estructura criminal denominada “Los Convictos”, la cual se dedicaba al secuestro de migrantes que se dirigen a los Estados Unidos, y fue desarticulada en los municipios de San Juan Conguaco y Jalpatagua, Jutiapa.

El arresto se produjo contra siete integrantes de la citada estructura criminal que se presume operan en la frontera de Valle Nuevo, Jalpatagua, mientras que dos cabecillas del grupo ya guardan prisión por el mismo delito.

Los capturados
Los detenidos fueron identificados como José Danilo Polanco Asencio, de 29 años, profesor de la Escuela Oficial Rural Mixta Las Pilitas de San Juan Conguaco; Isaac Josué Ventura Ramírez, de 22; Mlevin Geovany Lemus Arévalo, 23; Williams Omar Sierra de León, 24; Denis Eleazar Ventura Ramírez, 21; Esvin René Hernández Galicia, 25, y Juan Carlos Alvarado de León, 25.

Mientras los supuestos cabecillas, Luguer Francisco Rodríguez, 24, sindicado de ser no solo el jefe sino el negociador, y Edwin Osmildo Arana Rivera, 27, preso por los delitos plagio o secuestro, ambos detenidos el 29 de julio de 2015, en Estanzuela Zacapa.

De acuerdo con las investigaciones del MP, se estableció la existencia de una banda criminal dedicada al plagio que operaba en los departamentos de Guatemala y Jutiapa. Son los responsables del secuestro de un ciudadano salvadoreño, por quien exigían a la familia 600 dólares por su liberación. Luego de la negociación, liberaron a su víctima, la familia hizo el depósito monetario de 110 dólares a una agencia bancaria, suficiente evidencia para incriminar a los ahora detenidos.

Los controlaban en la frontera
Durante las pesquisas investigativas, los fiscales del MP comprobaron que el modo de operar consistía en que los integrantes de la estructura criminal secuestraban a los migrantes que pretendían llegar a los Estados Unidos, luego contactaban a los familiares que ya residen en dicho país norteamericano, a quienes exigían el pago a cambio de la liberación. Para no ser detectados se los llevan a la montaña, en donde los mantenían en cautiverio, a la intemperie.

Durante la investigación también se utilizaron métodos especiales, como intercepción de llamadas telefónicas de los negociadores.

Foto: DOMINGO TERCERO