Home > Departamentales > Colosal explosión

 

El peligro que generan las explosiones con grandes cantidades de humo, que lanza el volcán Santiaguito, sigue siendo de un alto nivel. Así lo ha confirmado el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), en su boletín vulcanológico especial número 157 de ayer.

Este informe, que presenta detalles como que las explosiones levantan un hongo de ceniza a una altura de hasta 5,500 metros sobre el nivel del mar (msnm), asegura que la circulación de ese aire caliente, que se mezcla con gases y materiales sólidos, técnicamente conocidos como flujos piroplásticos, están afectando principalmente los ríos San Isidro y Nimá II, con un desplazamiento a una distancia de dos kilómetros.

La caída de ceniza afecta las aldeas Loma Linda, San Marcos Palajunoj y eleva la posibilidad de que también llegue hasta las fincas El Faro, La Florida, Patzulín y El Patrocinio, entre otras, todas en territorio del departamento de Quetzaltenango.

Coatepeque y Colomba, son dos municipios de Quetzaltenango que también podrían verse afectados por la lluvia de esa ceniza.

 

PRECAUCIÓN
Ante las circunstancias, el Insivumeh alerta sobre la posibilidad de un incremento de la actividad volcánica, por lo que se deben tomar las medidas preventivas correspondientes.

Al Ministerio de Salud le advierte que podrían haber problemas respiratorios y oculares entre los pobladores de las aldeas más afectadas, mientras que a la Dirección General de Aeronáutica Civil le indica que tomen precauciones para el tráfico aéreo, ya que hay ceniza dispersa en el ambiente y a la altura de 5,500 msnm, sumado a que el patrón del viento puede variar en cualquier momento.