Home > Nacionales > Editorial > El Estado dio el piojo en la zona 6

El Estado dio el piojo en la zona 6

La zona 6 capitalina parece haberse convertido en un territorio liberado para la delincuencia. La presencia policiaca ya no es suficiente para intimidar a los criminales. Allí asesinan y extorsionan como Juan por su casa. Los niveles de control de los grupos delincuenciales sobre el sector son impresionantes.

Hace menos de 10 días, el mercado de Jocotales tuvo que ser cerrado, ante el temor de los comerciantes de convertirse en víctimas de un asesinato. Varios de ellos ya murieron. El 12 de agosto recién pasado, ocho escuelas públicas debieron suspender sus clases porque los extorsionistas llegaron al extremo de cobrarles a los estudiantes, niños de primaria en su mayoría, Q1 semanal a cambio de no hacerles daño. Los maestros debían cancelar Q15 semanales. Ayer mismo, los ministros de Educación y Gobernación aceptaron de alguna forma que en el lugar es imposible hacer algo. Mejor suspendieron las clases en el sector, lo que equivale a reconocer la pérdida de la batalla contra esos delincuentes.

Pero las muertes de guatemaltecos en ese sector de la capital no se detienen. Anoche mismo, una pareja de esposos fue asesinada en un sector de la finca El Carmen.

En resumen, la situación es cada vez más difícil para los pobladores de la zona 6, quienes ahora viven en una especie de estado de sitio. El pánico se ha apoderado de los habitantes de Jocotales y otros sectores aledaños, así como de los de Chinautla. Mientras, el Estado parece haber dado el piojo.

Leave a Reply