Home > Departamentales > Exhuman tres osamentas

 Expertos policiales encontraron tres osamentas humanas debajo de una plancha de cemento que estaba enterrada a dos metros de profundidad en la aldea Flor Santo Domingo, municipio de Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango.

Las autoridades ubicaron los restos humanos gracias a la investigación de crímenes perpetrados hace más de cinco años por una estructura del crimen organizado, para lo cual realizaron una búsqueda minuciosa en una excavación de 1.5  por 2 metros de profundidad, la cual llevó más de 48 horas de trabajo.

Las víctimas aún no han sido identificadas, pero se sospecha que se trata de tres de los cuatro agentes de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) que desaparecieron el 1 de marzo de 2012, cuando trabajaban en un caso en Agua Zarca, Santa Ana Huista, Huehuetenango.

El Ministerio Público (MP) y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) trabajarán juntos para identificar a las víctimas.

 

DE COMISIÓN
En noviembre de 2013, el exjefe de la DEIC de Quetzaltenango, Israel Miranda Ramírez, indicó que los cuatro investigadores habían acudido a una supuesta diligencia en Totonicapán,  pero se desviaron hacia Huehuetenango, supuestamente para cometer un ilícito, extremo que fue rechazado por familiares de las víctimas y otros agentes.

Por la desaparición de los cuatro oficiales, un tribunal de sentencia de Quetzaltenango condenó a Miranda por el delito de desaparición forzada y abuso de autoridad. Los jueces le impusieron en aquella oportunidad una pena de 50 años.

Los desaparecidos son Benjamín Jiménez Martínez, Breyner Orozco Fuentes, Juan Pablo Suhul Lapoyeu y Byron González López, quienes laboraban en la comisaría de Quetzaltenango.

Leave a Reply