Home > Nacionales > Editorial > Víctimas de un odio sin razón

Víctimas de un odio sin razón

 

Guatemala es un país hermoso, digno de ser visitado por propios y extraños, pero los habitantes de esta bella tierra deben de soportar todos los días el flagelo de la delincuencia, que se ha enseñoreado sobre todos y no hay poder que la pueda erradicar, mucho menos controlar.

Según reportes del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), todos los días mueren en el país más de 15 personas de forma violenta, y ahora la delincuencia no distingue sexo, pues igual fallecen hombres o mujeres abatidos a tiros o con arma blanca.

Pero la semilla de venganza se ha enraizado en el corazón de muchos, que los ha vuelto insensibles, y más a los asesinos, quienes para alcanzar el propósito para el que fueron contratados poco les importa si, al acabar con su víctima, tienen que cortar la vida de niños, y eso aterra a cualquiera, la insensibilidad que se vive en el país.

Pero lo más duro se vivió de nuevo ayer cuando, en una melodía sin fin, vuelven a dejar restos mutilados de dos hombres en una acera de la colonia Las Margaritas, El Búcaro, zona 12 de Villa Nueva, los cuales estaban en bolsas de polietileno.

Este hecho es la muestra de la barbarie que vive nuestra sociedad, y que ha insensibilizado la conciencia del ciudadano, que ya no le aterra el ver bultos de los cuales brota sangre, y que al ser manipulados por peritos del Ministerio Público (MP) establecen que son personas que han muerto descuartizadas.

Es momento de que como sociedad hagamos un alto y reflexionemos sobre lo que está viviendo Guatemala y exijamos a las autoridades, léase Policía Nacional Civil y Ejército, cumplir con su función de proteger la vida de los guatemaltecos.

 

Leave a Reply