Home > Nacionales > Editorial > Los errores, al conducir, salen caros

Los errores, al conducir, salen caros

No a veces, sino siempre, el no saber conducir un vehículo o hacerlo de una forma inadecuada conlleva a accidentes que muchas veces afectan a todos.

Uno de dichos errores fue lo ocurrido ayer en horas de la tarde. La imprudencia de un conductor que no respetó las señales para esperar pasar de forma adecuada sobre la plataforma del puente Santa Rosa, en  Mayuelas, Gualán, Zacapa, cuando sobre ella circulaba otro tráiler, hizo que el peso de ambos hiciera que la estructura colapsara y dejara incomunicada una buena parte de la ruta al Atlántico, y el paso para el transporte pesado se ha interrumpido hacia Izabal, Petén y viceversa.

Lo que hay que resaltar en este caso no es tanto el accidente, sino que las autoridades deben implementar todos los mecanismos a su alcance para evitar que se produzcan este tipo de abusos en la rutas, porque los pilotos corren sus vehículos, lleven carga o no, a gran velocidad, y poco les importa no solo su vida, sino la de otros conductores que circulan por las carreteras.

Hay que regular el límite de velocidad, e imponer sanciones fuertes a quienes no cumplan y, si son obligados a cumplir horarios, entonces también multar a los patronos o a quienes los contraten. Ahora, mientras las autoridades instalan un puente Bailey, todos los vehículos de carga de más de seis toneladas tendrán que estar un buen tiempo varados, ya que por la ruta alterna hay espacio solo para carros y camiones pequeños.

Un ejemplo más de irresponsabilidad lo constituye otro accidente ocurrido ayer por la mañana, en el kilómetro 14.5, ruta a San Pedro Ayampuc, en donde el conductor de una camioneta se fue a un barranco con todo y pasajeros, luego de ir a gran velocidad no pudo controlar el vehículo al encontrarse de frente con un taxi. Resultado: 30 pasajeros golpeados.

La lección que debe quedar de estos dos hechos es que las autoridades deben aplicar la Ley de Tránsito, para que de una vez por todas se eviten estos excesos, que a la postre solo dejan daños materiales y dolor en las familias.

Leave a Reply