Home > Nacionales > Ajustician a adolescente frente a escuela

Ajustician a adolescente frente a escuela

Ajustician

El menor Mario David Estrada Cáceres, de 15 años, trató de salvar su vida y corrió unos cinco metros pero fue seguido y herido de bala, por lo cual cayó desplomado para luego ser liquidado a tiros causándole la muerte en el acto, el crimen tuvo lugar frente a la escuela de primaria de la colonia San Rafael Dos, de la zona 18.

ajustician

Los agentes de la PNC en el área del crimen.

El adolescente caminaba por la 13 avenida y 11 calle de la mencionada colonia a eso de las 10:40 horas, cuando dos individuos de apariencia pandilleros le interceptaron el paso, sin mediar palabras dispararon en su contra, ya gravemente herido corrió unos cinco metros pero cayó abatido en la acera, mientras los vendedores del mercado y peatones alertaron a los Bomberos Municipales, que establecieron que el menor tenía seis heridas de bala en la espalda, el tórax y el cráneo.

Minutos después se presentó Dámaris Cáceres, quien llegó corriendo bastante angustiada luego que se enteró del incidente.

No podía creer que se tratara de la muerte de su hijo, pero al acercarse al cuerpo confirmó que era él, y sin meditarlo se tiró encima del cadáver y gritaba: “¡¿Por qué mataron a mi Marito, apenas empezaba a vivir, no tenía enemigos, estaba estudiando el segundo básico?!”.

ajustician

Los socorristas auxilian a Hugo René Paz atacado antenoche.

Tras el crimen, tanto militares y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) realizaron un rastreo en los barrancos aledaños de la colonia San Rafael, pero los sicarios lograron escapar y alejarse del lugar, se sospecha que el móvil del homicidio se deriva de una represalia de los integrantes de los extorsionistas.

Otro ayudante de microbús baleado

En el kilómetro 7 de la ruta al Atlántico a inmediaciones de la entrada a San Rafael, fue atacado a tiros Hugo René de Paz Aquesay, de 19, ayudante de un ruletero, quienes se dirigían a la colonia Paraíso Dos de la zona 18, procedente de la 18 calle de la zona 1, cuando dos desconocidos se le acercaron en la parada de bus y sin mediar palabras efectuaron el disparo por la espalda, en estado grave fue auxiliado por los bomberos Municipales, se deduce que se trató de un ajuste de cuentas de los extorsionistas, que están intimidándolos para obligarlos a que paguen las cuotas.

El herido tiene dos tatuajes, uno en el brazo izquierdo con la figura de una calavera y el otro en la pierna izquierda con unas manos encadenadas.