Home > Internacionales > Arrasa con todo a su paso

Con una fuerza devastadora el huracán “Matthew” impactó en Haití y Dominicana, causando la muerte de siete personas, y es considerado uno de los más fuertes en el océano Atlántico, en casi una década.

Desde la estación se puede observar el área que abarca el huracán.

Desde la estación se puede observar el área que abarca el huracán.

El poderoso ciclón tocó tierra en el extremo este de Cuba, en donde las autoridades de la isla se encuentran en alerta máxima para minimizar cualquier daño, aunque por su fuerza destructiva se espera que cause los mismos estragos. Es de categoría cuatro, según lo confirmó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos y el ojo entró a 105 kilómetros de Guantánamo con ráfagas de vientos de 220 kilómetros por hora.

Las calles se inundaron por las torrenciales lluvias.

Las calles se inundaron por las torrenciales lluvias.

En Haití

“Matthew” rugió ayer al cruzar la costa suroeste de Haití a casi 230 kilómetros por hora, descargando lluvias torrenciales e inundaciones que han causado la muerte de al menos siete personas e importantes daños materiales en el país más pobre del hemisferio occidental.

Se espera que la tormenta, considerada la más fuerte en afectar a la región caribeña en más de una década, tras dejar Cuba en una horas, se dirigirá hacia la costa este de Florida, en Estados Unidos.

Se encontraba en horas de la madrugada de ayer a menos de 60 kilómetros del extremo oeste de Haití, donde ha causado inundaciones e importantes destrozos en los pueblos de la costa.Un hombre que se encontraba muy enfermo para salir de su casa en Port-Salut, murió.Otras cuatro personas, tres de ellas niños, fallecieron en República Dominicana por los derrumbes que causaron las inundaciones.

Las personas en Haití tuvieron que cubrirse.

Las personas en Haití tuvieron que cubrirse.

Según datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), los principales daños causados por “Matthew” son las inundaciones por la subida del nivel del mar, caída de árboles en las carreteras y destrozos en viviendas.

La deforestación en la zona afectada también puede contribuir a corrimientos de tierra que causen aún mayores daños. Las autoridades habían alertado de intensas “lluvias, vientos y marejadas” que representaban una amenaza para la vida humana.