Home > Editorial > Deben redoblar su seguridad

Deben redoblar su seguridad

Bueno, ayer poco a poco, como avanzaba el día, se empezó a correr el rumor que una entidad bancaria había sido saqueada. Como siempre, había hermetismo en todos los lados, y los funcionarios del banco no daban ningún tipo de información.

Al final, en horas de la tarde, con la llegada de los fiscales del Ministerio Público (MP), que llegaron con otros peritos a la escena del crimen, así como investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC), se supo que los “amigos de lo ajeno” habían robado una fuerte suma de dinero en dicha agencia bancaria.

Para hacer de las suyas, los delincuentes, quienes por supuesto pasaron gran parte del fin de semana encerrados en la agencia, abrieron un boquete en el techo, desactivaron la alarma silenciosa y la de la calle, en la PNC jamás se enteraron de lo que ocurría en dicho lugar.

Lo que debe resaltarse de este hecho, es que de nuevo surgen los grupos delincuenciales que ponen la mira en este tipo  de empresas e instituciones, sin hacer un solo disparo,  para apropiarse del dinero que encuentran en las agencias.

Para las autoridades y  ejecutivos de los bancos, lo ocurrido ayer les debe servir de lección y poner sus “barbas en remojo”, para no solo redoblar la presencia de agentes de seguridad privada, sino mejorar sus sistemas de vigilancia interna y alarmas, para evitar que otra institución vuelva a ser víctima de los ladrones.

Cabe destacar que las pesquisas para este hecho apenas empiezan, para así lograr que se pueda saber qué fue a ciencia cierta lo que pasó, porque en primera instancia parece ser obra de saqueadores, pero de antemano fue un grupo bien preparado  que vigiló por días ese lugar, además de saber dónde estaba la bóveda.

Asimismo, conocían de tecnología, porque en cuestión de pocos segundos desactivaron las alarmas. El sector donde se ubica la agencia es un  punto muy transitado, tanto de día como de noche, por eso la duda, ¿cómo se treparon al techo sin ser vistos? ¿Alguien escuchó los golpes que hacían para abrir los boquetes?

Hay que tener presente que los asaltos sangrientos a bancos son cosa del pasado, pero ahora, los delincuentes tienden a sofisticarse para cometer su fechorías, por lo que tanto la iniciativa privada como las fuerzas de seguridad están obligados a salirles al paso y mejorar sus niveles de control.