Home > Deportes > Tropiezan los grandes
foto-1-de-nota-1-pag-23

El Atlético de Madrid pasó sorpresivamente a liderar la tabla del futbol español después de vencer al Valencia por 2-0, en un día de mucha acción de La Liga que vio al campeón Barcelona perder 3-4 frente al Celta de Vigo y al Real Madrid empatar 1-1 en casa ante el Éibar.

El Barsa tuvo la oportunidad de hacerse con el primer lugar de la tabla luego del empate del Real Madrid como local por la cuenta mínima con Éibar. Pero en cambio terminó recibiendo cuatro goles del Celta, que se aprovechó de los errores del equipo de Luis Enrique, y sufrió su segunda derrota de la temporada.

El Atlético Madrid encabeza la tabla de La Liga con 15 puntos, superando al Real por diferencia de goles, mientras que el Sevilla ocupa la tercera posición con 14 y el Barsa la cuarta con 13 unidades.

 

Sorprendidos      

Pione Sisto abrió el marcador para el Celta en el minuto 22, mientras que Iago Aspas aumentó la ventaja de los locales en el minuto 31 y dos minutos después Jérémy Mathieu anotó el tercero.

Tras el descanso, Gerard Piqué anotó para el Barcelona con asistencia de Andrés Iniesta, quien además forzó un penal con el que Neymar redujo a un tanto la diferencia.

Sin embargo, un error del portero Ter Stegen en la salida permitió que Pablo Hernández aumentara la ventaja del Celta.

Piqué redujo el déficit a un solo gol en el minuto 87, pero no pudo evitar el daño provocado por la inestable defensa del Barsa.

 

Acostumbrados

El Real Madrid mantuvo su complicada racha en La Liga española, al igualar 1 a 1 como locales frente al Éibar, con el cual suma su cuarto empate consecutivo en todas las competiciones por primera vez en más de una década.

Fran Rico asombró al Santiago Bernabéu al anotar la ventaja para el equipo visitante en el minuto 6 del primer tiempo, con el primer gol del Éibar contra el Real en La Liga, facilitado por una dudosa defensa del Real y del portero Keylor Navas.

El Real Madrid igualó en el minuto 17 de la primera mitad, con un pase de Cristiano Ronaldo a Gareth Bale, quien anotó su gol número 50 en La Liga.