Home > Internacionales > Trump declara la guerra
Estados Unidos

TRAS LA RUPTURA CON LOS LÍDERES DEL PARTIDO, EL CANDIDATO A LA PRESIDENCIA LA EMPRENDE CONTRA ELLOS

 

Líder Republicano

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes.

Tras el anuncio del presidente de la Cámara de Representantes y líder de mayor rango en el Partido Republicano, Paul Ryan, de no apoyar la candidatura de Donald Trump, la reacción de este no se hizo esperar y en su cuenta de Twitter fijó su postura.

Estados Unidos , Elecciones

En el último debate los participantes ni se saludaron.

Trump se siente independiente y que ya no siente ningún deber hacia el partido, expresando “Que bien que me han liberado de los grilletes y ahora puedo luchar por EE.UU. como yo quiero”.

De esta manera es cómo el candidato a la presidencia se coloca al borde del rompimiento de la formación del Partido Republicano.

El aspirante lanzó una serie de tuits expresando su descontento hacia el líder de la Cámara de Representantes escribiendo en su cuenta de Twitter que Ryan es un líder “débil e inefectivo”, considerando de la misma forma traicionera la postura del líder.

El multimillonario también se ha quejado de que los demócratas “son más leales” que sus propios compañeros republicanos.

Lo indicado por Ryan
Estados Unidos, Elecciones

El debate estuvo candente.

El líder republicano anunció que ya no defenderá a Trump ni trabajará en su campaña para las próximas elecciones, las cuales se efectuarán el 8 de noviembre, aunque en varios estados de la Unión Americana ya empezaron a llegar por correo las boletas de votación.

A pocos días para los comicios existe una contienda dentro del Partido Republicano y el candidato, en vez de calmar los ánimos, sigue agrediendo y metiendo cizaña, haciendo una crisis dentro del partido.

Ryan no ha formalizado que retirará el apoyo a Trump, lo que asume que seguirá haciendo el llamado al voto para el multimillonario, pero los problemas ocasionados y las expresiones del candidato dan lugar a pensar que la ruptura es ya un hecho.